Sarea

International | Español

Adecuar el Protocolo de Donostia al euskara y su implementación será proyecto principal en 2017

2017Batzarra20170224

Kontseilua, Consejo de los Organismos Sociales del Euskara, ha celebrado su asamblea anual en el Palacio Euskalduna de Bilbo. Representantes de las entidades que lo conforman han aprobado por unanimidad tanto el balance de 2016 como el plan de acción de 2017.

El Protocolo para la Garantía de los Derechos Lingüísticos o Protocolo de Donostia, proyecto que tiene su origen en la capitalidad cultural europea de Donostia 2016, va a tener continuidad en 2017. El secretario general Paul Bilbao ha recordado que “el Protocolo de Donostia es la hoja de ruta acordada por más de cien entidades de treinta comunidades lingüísticas minorizadas para garantizar los derechos lingüísticos. Ahora vamos a comenzar un proceso participativo para implementar esas medidas en Euskal Herria, junto con una línea de trabajo a nivel internacional”.

Trabajar en Nafarroa de forma intensiva a nivel de políticas lingüísticas va a ser otro de los ámbitos de trabajo prioritarios. Va a llevar a cabo una dinámica por la oficialidad. Proyectos como la activación del club de consumidores Baduzu, una experiencia piloto en Urola-Kosta en colaboración con los sindicatos para euskaldunizar el ámbito socioeconómico, serán, entre otros, los ámbitos de trabajo para 2017.

Kontseilua ha realizado un balance positivo del trabajo realizado en 2016, resumido en cinco fotografías. El hecho de que la ley municipal recoja la evaluación del impacto lingüístico; La manifestación realizada en Iruñea bajo el lema Bide eman euskarari; el acto en que se le hizo entrega de una pluma estilográfica a la presidenta del Parlamento de Nafarroa para que escriban una nueva Ley del Euskara; el acto de presentación del Protocolo de Donostia y la campaña Bada garaia  realizada en el contexto de las elecciones autonómicas de la CAV.

Para finalizar, en la valoración general de 2016 ha hecho incidencia en la situación del ámbito institucional. En Nafarroa ha valorado que aunque el “Gobierno del cambio” ha dado algún avance, todavía hay carencias importantes. Sobre el acuerdo programático de la CAV, ha valorado que hay algún elemento positivo, como la gratuidad del aprendizaje del euskara, pero tiene lagunas y falta de concreción. En Ipar Euskal Herria va a trabajar para incidir en la política lingüística de la reciente creada mancomunidad Euskal Elkargoa.