Pacto educativo contra la cohesión en Navarra

2022(e)ko juniok 27 Por 0 Comentarios

Esta semana el Consejo Escolar de Navarra firmará el nuevo Pacto Educativo en el que se propondrán las bases y el sentido que deberá tener el sistema educativo navarro para los próximos años.

Según lo recogido en el texto, no se establecerán ni bases ni medidas para garantizar la enseñanza de la lengua propia de Navarra en todo el territorio. Kontseilua ha denunciado que miles de niñas, niños y jóvenes navarros se quedarán sin adquirir un conocimiento mínimo del euskara. Como sucede hoy en día, una parte importante de las generaciones futuras no podrán entender ni utilizar la lengua propia de Navarra.

Necesidad de superar la zonificación del euskara

Kontseilua ha mostrado su preocupación por los parámetros que establece respecto a la lengua. De hecho, aunque en el borrador se menciona una apuesta por un sistema educativo que debe basarse en la equidad, la calidad o la eliminación de todo tipo de discriminación, cuando se habla de impulsar la capacidad de comunicación en euskara entre el alumnado navarro, se establece de que se hará en función de la zonificación. En consecuencia, no se garantizará ni fomentará suficientemente el aprendizaje en euskara en las zonas mixta y “no vascófona” de Navarra, siendo la oferta educativa en euskara limitada por la ley de 1986.

Por otro lado, Kontseilua ha criticado que, mientras en muchos ámbitos no se impulsa ninguna medida respecto al conocimiento del euskara, se pretende dar más impulso y protagonismo en el currículo escolar a las lenguas extranjeras que a la lengua propia del territorio. De hecho, tanto en la educación infantil como en la secundaria obligatoria, se pretende apoyar a los centros que se basan en lenguas extranjeras y rechazan el euskara. Por lo tanto, el borrador del Pacto propone consolidar el programa PAI, establecido por el gobierno de Barcina para frenar la expansión de la enseñanza en euskara. Y, con el pretexto de que alumnos y alumnas aprendan inglés, se les dejará sin una mínima noción ni conocimiento del euskara.

Garantizar los derechos, obligación de los poderes públicos

Por último, Kontseilua recuerda a los poderes públicos que tienen la obligación concreta de garantizar el derecho de la ciudadanía a conocer la lengua propia de Navarra. Con el fin de no perpetuar las actuales injusticias y vulneraciones de derechos, el futuro sistema educativo deberá garantizar la enseñanza del euskara en toda Navarra y ponerlo a disposición de todo el alumnado. Y, garantizando un conocimiento adecuado de la lengua propia, establecer como base una enseñanza euskaldun plurilingüe que se forme también en lenguas extranjeras.