Se ha perdido una oportunidad hacia la igualdad

2022(e)ko mayok 26 Por 0 Comentarios

Representantes de las principales entidades que trabajan a favor de las lenguas minorizadas gallega (A MESA), vasca (Euskalgintzaren Kontseilua), catalana (Plataforma per la Llengua, Ómnium, ACPV, Escola Valenciana y FOLC) y asturiana (Iniciativa pol Asturianu) se han concentrado esta mañana ante el Congreso de los Diputados antes del inicio del debate de la ley general audiovisual, porque la norma que se pretende aprobar no va a dar más que pequeños pasos que no garantizan la igualdad lingüística.

Una vez comenzada la concentración, han tomado la palabra representantes de diferentes entidades: Marcos Maceira (A MESA), Paul Bilbao (Kontseilua), Francesc Marco (Plataforma), Elena Jiménez (Òmnium), Ruben Pitchart (ACPV), Maria Nebot (Escola Valenciana), Daniel Condeminas (FOLC), eta Ivan Llera (Iniciativa pol Asturianu).

En primer lugar, han denunciado que se trata de una ley que no responde a la realidad lingüística existente en el Estado: «Debemos tener en cuenta que esta ley es una trasposición de la directiva de la Unión Europea precisamente para dar cabida a la producción europea. De esta forma, se ha rehuido de la realidad lingüística europea, dando una presencia indigna a las lenguas propias del Estado. Creemos sinceramente que se ha perdido la oportunidad para la igualdad y que la ley invisibilizará nuestras lenguas en las pantallas. Es más, se perpetuará la vulneración de derechos» han afirmado.

Así, los representantes de las entidades han hecho referencia al proceso de elaboración de la ley: «Los agentes sociales a favor de las lenguas hemos mantenido una actitud proactiva, haciendo aportaciones concretas en los anteproyectos, trasladando a los partidos nuestras propuestas, activando a la ciudadanía para demostrar la existencia de una demanda social» A pesar de ello, se ha hecho oídos sordos a nuestras peticiones, por lo que se puede decir que la demanda ciudadana no ha sido en absoluto tenida en cuenta en la ley».

Además, han recordado varios elementos recogidos en la declaración consensuada junto con otros agentes (CIEMEN, ACV Tirant lo Blanc y OCB del catalán, y NOGARÁ del aragonés): «Si bien la presión política y social ejercida por las entidades ha sido determinante para incluir mínimos para todas las lenguas tanto en las cuotas de catálogo de las plataformas y retransmisiones de TVE, como en la financiación anticipada, los cambios introducidos son claramente insuficiente y testimoniales al representar entre el 0,35% y el 2,55% del conjunto. Es decir, las cuotas que se establecerán con el supuesto objetivo de garantizar la pluralidad lingüística son testimoniales.

Y es que, tal y como han afirmado las entidades, la legislación general audiovisual solo ha establecido porcentajes obligatorios de contenidos mínimos y financiación para el castellano, sin ninguna indicación ni reconocimiento para otras lenguas existentes en el Estado español fuera de la retórica vacía de contenido. Esto impide que niños y niñas, jóvenes y el público en general disfruten en su lengua de la amplia oferta disponible de programas de televisión, series y películas. «Desgraciadamente la nueva ley no supone cambios significativos en este sentido» han afirmado.

Para finalizar, los agentes a favor de las lenguas minorizadas han querido reiterar su compromiso de seguir trabajando: «Es cierto que en esta ocasión no se han cumplido los objetivos previstos y que aprobarán una ley que invisibiliza la presencia de nuestras lenguas. Sin embargo, seguiremos trabajando para crear las condiciones adecuadas para vivir en nuestras lenguas, así como para que nuestras lenguas ganen espacios, entre ellos las pantallas han subrayado.