[DECLARACIÓN] Nueva Ley Audiovisual: pasos insuficientes que no garantizan la igualdad para todas las lenguas

2022(e)ko mayok 20 Por 0 Comentarios

FIRMAN ESTA DECLARACIÓN: Euskalgintzaren Kontseilua, A Mesa pola Normalización Lingüística, FOLC, Plataforma per la Llengua, Òmnium Cultural, Acció Cultural del País Valencià, Escola Valenciana, CIEMEN, Tirant lo Blanc, Obra Cultural Balear, Iniciativa pol Asturianu y Nogará.

Las entidades a favor de las lenguas recuerdan que tanto el proceso de alegaciones al anteproyecto de Ley como el debate del Proyecto, presentaron propuestas al Ministerio y a las diferentes partidos para que la nueva ley reconociera como principio básico la pluralidad lingüística, igualando contenidos y porcentajes mínimos garantizados para todos los idiomas en los doblajes, subtítulos y audiodescripciones, así como en la financiación anticipada de producciones audiovisuales en canales y plataformas online o bajo demanda.

Las entidades recuerdan que tanto en el proceso de propuestas al anteproyecto de Ley, así como en el debate del Proyecto, presentaron propuestas al Ministerio y a los diferentes partidos políticos para que la nueva Ley reconociera la pluralidad lingüística como principio básico, igualando contenidos y porcentajes mínimos garantizados para todas las lenguas en el doblaje, los subtítulos y las audio-descripciones, así como en la financiación anticipada de producciones audiovisuales en los canales y plataformas online o bajo demanda.

Si bien la presión política y social ejercida por las entidades ha sido determinante para incluir mínimos para todas las lenguas tanto en las cuotas de catálogo de las plataformas y retransmisiones de TVE, como en la financiación anticipada, los cambios introducidos son claramente insuficiente y testimoniales al representar entre el 0,35% y el 2,55% del conjunto.

Por otro lado, las cuotas que se establecerán con el supuesto objetivo de garantizar la pluralidad lingüística son testimoniales. Además, la Ley reduce su incidencia al dejar fuera de regulación a plataformas internacionales como Netflix, HBO, Prime o Disney, las cuales se ceñirán a la autorregulación que tienen establecida.

En relación a los subtítulos, las audiodescripciones y los interfaces, la propuesta de Ley que irá al pleno no contempla la obligatoriedad de dar la opción de elegir el idioma a las personas usuarias. Por tanto, en la práctica, se impedirá el uso de cualquier lengua que no sea el castellano para ver las versiones originales subtituladas de películas y series.

En cuanto a las obras audiovisuales dobladas, aunque dentro del catálogo se dé preferencia a un criterio basado en la geolocalización, no se establecen mínimos de presencia para todas las lenguas, sino que se limita a señalar la necesidad de añadir contenidos en lenguas diferentes al castellano.

La propuesta que irá al pleno del Congreso es agresiva con las productoras independientes, el sector que hasta ahora garantizaba la existencia de una oferta mínima disponible en idiomas distintos al castellano.

Hasta la fecha, la legislación general audiovisual solo ha establecido porcentajes obligatorios de contenidos mínimos y financiación para el castellano, sin ninguna indicación ni reconocimiento para otras lenguas existentes en el Estado español fuera de la retórica vacía de contenido. Esto impide que niños y niñas, jóvenes y el público en general disfruten en su lengua de la amplia oferta disponible de programas de televisión, series y películas.

Necesitamos actuar en uno de los ámbitos donde la situación de exclusión de nuestras lenguas es más evidente y que, al mismo tiempo, es una de las ofertas de ocio más utilizadas por la ciudadanía en general y la juventud e infancia en particular. Estos dos elementos confluyen en un sector estratégico para cualquier pueblo como es el audiovisual, con gran capacidad para contribuir al desarrollo lingüístico, cultural y económico de nuestros países.

Las entidades a favor de las lenguas instan al Gobierno español y a los partidos que lo apoyan a abandonar el inmovilismo y las reticencias al reconocimiento pleno de todas las lenguas en igualdad de condiciones, y seguirán trabajando en esa dirección. También anuncian su presencia en el debate plenario del Congreso el día 26 ante el que realizarán una concentración a las 10:30.